La marca Princesa Letizia vende mucho

LuJo
La 'marca' Letizia vende

Estilistas y directores de revistas destacan que la Princesa marca tendencias

MÁBEL GALAZ 28/02/2010

Mayo de 2004. Faltaba poco más de una semana para su boda y ese día ella iba a otra. Se casaban Federico de Dinamarca y Mary Donaldson. Era su primera aparición oficial como futura princesa de Asturias. Una cita comprometida para una joven que pasaba de ser periodista de TVE a miembro de una familia real. "¿Qué tal iba? ¿Parecía una princesa?". Ésa era la preocupación que tenía Letizia Ortiz y la pregunta que transmitió a los periodistas que estaban en Copenhague a través de un miembro de la Casa del Rey. La respuesta fue unánime. Había triunfado vestida con un espectacular traje rojo de Lorenzo Caprile que marcó tendencia. Han pasado casi seis años y la ya princesa de Asturias se dispone a emprender mañana su primer viaje oficial en solitario a Berlín, donde se reunirá con el presidente Horst Köhler. En este tiempo no sólo se ha creado una imagen exterior de princesa sino que poco a poco va dotando de contenido a su trabajo. Es una marca en alza. Hay expertos que lo corroboran.


Según Luis Pliego, director de Lecturas, doña Letizia es una garantía de éxito: "Con ella en portada nunca se falla. Un gesto, un traje... Todo lo que haga, vende. Siempre da nivel a la revista hablar de ella. Nosotros al menos le dedicamos 20 portadas al año, sin contar las fotos más pequeñas que damos casi todos los números". Pliego tiene datos que apuntan a que la princesa de Asturias es el miembro de la familia real que más "vende". "Todas las mujeres de la familia, pero ella en especial. Sola, con el Príncipe o con las niñas, siempre queda bien".

Esta excesiva presencia de doña Letizia en la llamada prensa del corazón preocupa en la Casa del Rey, donde temen que se hable de ella más por sus zapatos que por su trabajo.

"Letizia no quiere ser la más elegante, ni estar en ninguna lista de las mujeres mejor vestidas", explica Matías Rodríguez, de Armand Basi, que la conoce desde hace muchos años, cuando todavía no era princesa. "Ella se viste para trabajar, antes de periodista y ahora de princesa. Lo que busca sobre todo es estar cómoda. Le gusta por igual el pantalón que la falda. Como a todas las mujeres le encantan los zapatos y los complementos. Y lo más importante: sabe lo que quiere y compra rápido". Suele ir sola y, a la hora de pagar, tiene un descuento en sus tiendas habituales "como todas las buenas clientas".

Doña Letizia tiene la talla 38 desde hace años. "Todo le sienta bien. Dicen que está muy delgada, pero siempre ha sido así. Como dice el Príncipe, es puro nervio: todo lo que come lo quema". En Armand Basi, como en su modisto de cabecera -Felipe Varela, que no hace declaraciones a la prensa desde que comenzó a vestirla-, saben que la Princesa marca tendencias. Con una portada puede poner de moda unas sandalias, un bolso, un vestido e incluso unas gafas de sol.

Siempre viste moda española. Uno de los pocos trajes firmados por un diseñador extranjero fue el conjunto de pantalón blanco que llevó el día de su petición de mano -organizada a toda prisa- y que compró en la tienda de Giorgio Armani. El último producto que ha puesto de moda han sido los correctores dentales transparentes de quita y pon que han sido objeto de especial seguimiento de los fotógrafos, como en su día lo fue su operación de nariz. Oficialmente sólo se retocó una desviación del tabique nasal, pero algunos especialistas en cirugía estética aseguran que su mentón fue recortado y sus pómulos más resaltados.

Letizia Ortiz sabe que todo lo que hace es noticia y está aprendiendo a vivir con ello. Pero le gustaría que se le juzgara más por su trabajo de princesa, de esposa del futuro Rey. Su círculo más cercano señala que no hay mejor consejera que ella para don Felipe. Porque doña Letizia, que antes de ser princesa fue periodista, sabe que tienen que ganarse el puesto, encontrar sentido a la monarquía en el siglo XXI. No basta con vestirse de princesa.

Vía El País semanal


4 comentarios:

LadyMarian

Bueno, yo no creo que no quiera estar entre las mejor vestidas, que no le preocupe la imagen, que sólo busque estar cómoda... jajaja!! Esto es lo mejor!! jajaja! Lujo, me voy a comprar esos tacazos (tacones para ustedes) de 30 centímetros para estar en casa. Ay! Los miro y me siento comodísima. Agh!

Me molesta que crean que uno es tonto. Por qué no dicen que sí, que le gusta vestirse bien (como muchas mujeres), que le gusta sentirse bien con su cuerpo, que no le gusta tener que subirse a una escalera para hablar con el príncipe, etc. Me parece más natural y lógico. Yo criticaría ninguno de estos comentarios.

Qué bueno que es no ser princesa! Imaginate qué presión estar todo el día pensando en tu aspecto! Qué horror! Por suerte nosotras no tenemos ese problema! jaja!

Besotes

Lujo

jajajajajaja....Ay LadyMarian....no te preocupes los tacones son bárbaros para ir a cualquier lado jajajajaja

Esto lo ha publicado el diario "El País" y no es ninguna broma(O_O). Lo "fantástico" es que la gente lo cree así....
Uff...no hay quien entienda a Leti (-^o^-)
Abrazotes enormes!!!!

Jo Grass

No me cambio por ella por muchos modelazos y tacones que tenga. Me parece un horror la vida de princesa, y que haya toneladas de gente comentando si tienes un pelo en el bigote o una carrera en la media, jajaja

Anónimo

HORRIBLE, LA PEOR REPRESENTANTE DE LA MONARQUIA DE TODOS LOS TIEMPOS.

Publicar un comentario en la entrada

(-^o^-) (^_-) (#^_^#) (ÖoÖ) (*^o^*) (>_<) ( ̄へ ̄)(;_・) (ô_Ó) (O_O) (ˇ~ˇ) (ToT)(Q____Q) ಠ_ಠ (。◕‿◕) [(--)]ZZzzz

- Si el comentario es anónimo hay muchas posibilidades que no se publique.

 


UP